El destornillador sónico

…………………Un blog personal multifunción

El día del Doctor 22 noviembre 2013

Filed under: General — Toctopulus @ 09:41

Como muchos se habrán dado cuenta por el nombre de nuestro grupo, además de unos aficionados al teatro somos seguidores de Doctor Who. La semana del 23 de noviembre de 2013 se celebra el 50 aniversario de esta clásica serie inglesa que se ha hecho muy popular en los últimos años.

Hoy nos hemos levantado con la agradable sorpresa de que Google le ha dedicado un doodle interactivo ¡y no hemos podido resistirnos a traéroslo!

Image

¡Feliz día del Doctor, whovians teatreros!

 

Programas Recomendados (VIII): Inky 26 julio 2013

logo de Inky, el gestor de correo

    Hoy vengo a hablaros de uno de los programas que más encandilado me tiene últimamente. Soy un poco maniático a la hora de tener el ordenador a mi gusto y he de reconocer que una de las espinitas que tenía clavadas era no encontrar un gestor de correo que me acabara de encajar. Había probado ya el Thunderbird y no me acaba de convencer porque me parecía lento. Probé también el Claws y durante mucho tiempo The Bat era mi programa para los correos, pero me parecía que su estética ya se pasaba de cutre y era poco friendly para los tiempos que corren. Así que me decidí a probar este programa que os traigo hoy y que creo que dará de hablar en el futuro: Inky.

Antes de hablar del programa, he de confesaros que lo instalé en mi anterior equipo y lo quité por lo mismo que el Thunderbird: era poco ágil. Pero ahora que he “renovado” el pc (he pasado a uno de 2010, tampoco es una pedazo de máquina, no os creais) lo he vuelto a instalar y la experiencia no podía ser más satisfactoria. Pero empecemos a hablar del programa.

Inky es un gestor de correos como que se encarga de que tengamos unificados en un mismo programa todas la cuentas de correo que podamos sincronizar por IMAP o POP (casi todas, vamos). En ese aspecto no se diferencia demasiado de los otros programas que he mencionado antes. ¿Entonces por qué me encandila tanto? La respuesta es doble: limpieza y servicio.

 

  Servicio

Cuando nos instalamos INKY nos permite hacernos una cuenta con ellos donde podemos guardar toda la configuración de los distintos correos que tengamos. Obviamente no guardamos contraseñas ni información sensible, sólo la configuración de las cuentas. Eso me ha permitido poder recuperar de golpe toda la configuración de mis distintas cuentas de correo electrónico y no tener que volver a configurar todo (los puertos, los servidores, las firmas, etc) si lo instalo en un nuevo equipo. Este servicio lo iba buscando hace mucho tiempo e Inky (que se llama así por uno de los fantasmas del Pac-Man, por cierto) me lo ha dado.

captura de pantalla de Inky

  Limpieza

He de reconocer que odio bastante los interfaces de los gestores de correo modernos. Aquí Inky me conquistó en lo limpio que es su interfaz. La fuente es grande (ideal para tablets) y las opciones están por defecto ocultas, por lo que se prioriza lo que nos interesa del gestor: los mensajes. Además, es muy fácil adaptar la estética de las cuentas y posee una bandeja de entrada unificada para poder ver el correo nuevo sin tener que revisar todas las cuentas.

 

  Conclusión

Por el momento, me lo quedo. Aún estoy acostumbrándome a él pero me parece que la gente de Arcode Corporation ha hecho un gran trabajo y ha innovado en un terreno donde parecía que todo estaba inventado. Recomiendo el programa a todos los amantes de la sencillez, el zen y las pantallas despejadas. Amantes del Horror Vacui, absténganse.

 

 

  Lo mejor: es gratis, limpio, sencillo y cumple con su función. ¡Y es multiplataforma!

  Lo peor: los que tengan equipos antiguos no podrán disfrutarlos. Me imagino que le faltarán muchas opciones que los gestores más potentes tienen y que el usuario avanzado echará de menos. No se puede minimizar a la bandeja de sistema.

Página Oficial | Descarga (Windows)

 

Programas recomendados (VII): F.lux 28 marzo 2013

Filed under: Programas recomendados — Toctopulus @ 09:42
Tags: , , , , ,

Hace tiempo que quería hablar de este programa que se encuentra en mi top10 de favoritos. Su brillantez radica en la sencillez de su cometido y lo bien que lo lleva a cabo.

logo de f.lux

  F.lux es un programa desarrollado por Michael Herf, uno de los creadores del popular gestor de fotografías Picasa (¿os suena?). Lo que el programa viene a hacer es simplemente bajar la temperatura del color del monitor a determinada hora del día para que no se canse tanto la vista.

Sencillo ¿verdad?

Bueno, lo mejor de este programa es que es como un buen mayordomo: discreto y funcional. Tiene la posibilidad de introducir las coordenadas en las que se encuentra el equipo donde está instalado de forma que él mismo busca la hora en la que el sol se pone y en la que dejarás de trabajar con luz natural para empezar a usar una iluminación artificial (luz halógena o fluorescente). Se puede configurar según el tipo de luz que tengamos en la oficina o lugar de trabajo para que, paulatinamente y sin que casi nos demos cuenta, baje la temperatura del color de la pantalla. Nosotros sólo nos daremos cuenta de que se nos cansa poco la vista cuando trabajamos.

En mi caso trabajo en una oficina con mi mesa orientada hacia la calle. Según a qué horas entra mucha luz y como trabajo con mucho texto se me cansa la vista, por lo que me viene muy bien que F.lux atenue la potencia lumínica de la pantalla para que cuando se ponga el sol pueda seguir trabajando sin ningún problema.

captura del programa F.lux

¿Y si tengo que trabajar con colores?

La pregunta de oro ¿puede utilizar este programa un diseñador o alguien que, en determinado momento, puede necesitar que los colores del monitor se ajusten a la realidad? El autor de este sencillo (y gratuito) programa ya pensó en ello, por lo que es posible desactivarlo automáticamente durante una hora para poder trabajar con el monitor en su estado natural. También tiene la posibilidad de configurar el nivel de brillo para ajustarlo a las condiciones lumínicas de nuestro lugar de trabajo.

Lo mejor es que funciona bien, no consume prácticamente memoria y está disponible tanto en windows, como en mac o linux.

¡ Hasta el siguiente post!

Página oficial

 

Programas Recomendados VI: “Stardock Tiles” una barra lateral con sabor a windows 8… en windows 8 13 marzo 2013

Filed under: Programas recomendados — Toctopulus @ 17:44
Tags: , , ,

Quisiera retomar el blog hablando de un software que me parece muy útil y sobre todo,  innovador en su sencillez.

El programa es cuestión se llama Tiles y pertenece a la compañía Stardock, autores de otros programas muy populares entre los que se encuentra ObjectDock, uno de los mejores clones para Windows de la barra de aplicaciones/tareas de MacOS. Lo que viene  hacer Tiles (“mosaico” en inglés) es crear una barra lateral donde se colocan las miniaturas de las ventanas que tengamos abiertas en el escritorio. En su momento se perfilaba como “una forma de tener un escritorio a lo windows 8 en tu windows 7 o XP”.

Yo lo utilizo con Windows 8 ¿por qué?

Bueno, he aquí el quid de la cuestión. Partimos de que Tiles funciona muy bien: se integra con el tema de escritorio que tengas y redimensiona el espacio que las ventanas tienen disponible. ¿Por qué es importante esto? Bien. Yo, como todos aquellos usuarios de un PC con menos de 5 años tengo un monitor panorámico, exactamente de 1366x768pp. Como la mayor parte de los programas y de las webs están optimizadas para una resolución lateral de 600 o 800pp, significa que cuando tengo una aplicación maximizada me suele sobrar espacio por los lados. Mucho espacio (ver imagen más abajo). Si tengo que trabajar con barras de herramientas extra en el editor de texto o simplemente deseo aumentar el contenido visible, la barra de herramientas de cualquier versión de Windows está ahí, robándome espacio y unos inmensos huecos laterales me recuerdan que todo el contenido se enfoca verticalmente mientras mi monitor crece a lo ancho. Oculto o muevo a un lateral la barra, pierdo la funcionalidad de ver cuantas ventanas tengo abiertas y cambiar entre ellas.

Escritorio normal con barra abajo y mucho espacio a los lados

Escritorio normal con barra abajo y mucho espacio a los lados

 

Tiles, la solución

Bueno, con Tiles eso ya no pasa. Ahora mismo tengo la barra de herramientas oculta, realmente tan sólo la utilizo para lanzar el navegador o el explorador de archivos (y eso porque aún no me he instalado Colibrí, del que hablaré en otro artículo). En el siguiente espacio os enseño la diferencia entre un escritorio con Tiles y otro con la barra inferior de Windows.

pantalla con Tiles

pantalla con Tiles

  Si os molesta tanto como a mí el desperdicio de espacio en los laterales, os recomiendo que lo instaléis y lo probéis. Llegados a este punto no puedo sino echar un capote a los desarrolladores de Unity en Ubuntu. La idea era buena chicos, no os dejéis desanimar por las críticas.:)

Página oficial

Descarga

 

Un año ya… 5 marzo 2013

Filed under: General — Toctopulus @ 13:37
Tags: , ,

imagen de Mafalda andando con sueño

“Y cuando despertó, el blog seguía ahí…”

Un año ya sin escribir ni alimentar este mi blog. Jo, me siento como cuando abres un baúl antiguo y encuentras tus juguetes de la infancia y piensas “¿por qué narices dejé de jugar a esto?”.

Bueno, creo que voy a volver a verter en este blog algunas de las ideas que deambulan en mi cabeza. Lo siento por aquellos de vosotros que os suscribisteis. Lo siento por dejar de escribir aquí… y por volver a hacerlo.

Nos leemos:)

 

Buenas noches, Londres 28 febrero 2012

Filed under: opinión — Toctopulus @ 13:15

Ya es hora de que tengamos una charla.

 

Te preguntarás por qué me dirijo a ti esta noche. Bueno, verás, no estoy contento con tu actitud, ultimamente… tu trabajo se está resintiendo, y… bueno, he estado pensando en la posibilidad de despedirte.

 

Oh, ya lo sé, ya lo sé. Hace mucho que estás en la empresa. Casi… veamos… ¡casi diez mil años! Cielos, cómo pasa el tiempo. Parece que fue ayer… Recuerdo cuando empezaste a trabajar aquí, bajando de los árboles, con la cara fresca, nervioso y un hueso bien agarrado en tu mano peluda…

 

“¿Con qué empiezo, señor?” -preguntaste, ansioso. Recuerdo mis palabras exactas: “Ahí tienes un montón de huevos de dinosaurios, joven” -dije con una sonrisa paternal- “Ve chupando”.

 

Sí, la verdad es que ha llovido mucho desde entonces. Y sí, tienes razón: en todo ese tiempo no has faltado ni un solo día. Bien hecho, mi buen y fiel sirviente. Y no creas que he olvidado tu sobresaliente historial ni las valiosísimas contribuciones con las que has colaborado con el progreso de la empresa: el fuego, la rueda, la agricultura… es una lista impresionante, viejo. Muy impresionante, no me malinterpretes. Pero bueno, para ser sincero, también hemos tenido algún que otro problemilla. No podemos pasarlo por alto.

 

¿Sabes cuál me parece que es la raíz de todo? Te lo diré: es tu falta de voluntad en lo que respecta a ascender en el escalafón. Al parecer, no quieres aceptar ninguna responsabilidad, no quieres ser tu propio jefe. Sabe Dios que te he dado un montón de oportunidades. Te hemos ofrecido ascensos una y otra vez, y siempre los has rechazado.

 

“No sabría hacerlo, jefe” -gemías- “sé cual es mi lugar”. Sinceramente, ni siquiera lo has intentado.

 

Verás, hace demasiado tiempo que estás estancado, y se nota en tu trabajo. Y añadiré que también se nota en tu comportamiento habitual. Esas continuas discusiones en la fábrica no se me han pasado por alto, ni los recientes barullos en la cantina del personal. Y además, claro está, hmmm, la verdad es que no quería mencionar esto, pero… bueno, verás, he oído unos rumores inquietantes sobre tu vida privada. No, da igual quién me lo ha dicho. Nada de nombres. Tengo entendido que no te llevas bien con tu cónyuge. Dicen que discutís. Dicen que gritáis. Se ha mencionado la violencia. Soy consciente de que siempre hieres a quien amas, a quien nunca deberías herir.

 

¿Y qué pasa con los niños? Siempre son los niños los que más sufren. Ya lo sabes. Pobrecitos. ¿Cómo van a tomárselo ellos? ¿Cómo van a digerir ellos tu bravuconería, tu desesperación, tu cobardía y tus muy bien nutridos prejuicios?

 

La verdad es que no les conviene.

 

Y tampoco es bueno echar la culpa de este descenso a la calidad de la directiva. Aunque, claro está, la directiva es muy mala. No nos mordamos la lengua… ¡de hecho, la directiva es un desastre! Hemos tenido un rosario de estafadores, fraudes, mentirosos y lunáticos que han tomado unas decisiones catastróficas. Eso es un hecho, pero ¿quién los eligió?

 

¡Fuiste tú! ¡Vosotros les nombrasteis! ¡vosotros les disteis el poder de tomar decisiones en vuestro lugar!

 

Aunque reconozco que todo el mundo puede cometer un error de vez en cuando, cometer el mismo error siglo tras siglo me parece, simplemente, deliberado. Habéis dado ánimos a esos maliciosos incompetentes que os han arruinado la vida laboral. Habéis aceptado sin dudar sus órdenes sin sentido. Les habéis permitido llenar vuestro lugar de trabajo de máquinas peligrosas e inseguras. Podríais haberles detenido.

 

Sólo teníais que decir “No”.

 

No tenéis agallas. No tenéis orgullo.

 

Ya no convenís a esta empresa.

 

Sin embargo, seré generoso. Se os concederán dos años para demostrar alguna mejora en vuestro trabajo. Si cuando termine este periodo, todavía no habéis decidido arriesgaros…

 

…os despediré.

 

Eso es todo. Podéis volver a vuestros quehaceres.

 

“Visión vocacional” V de Vendetta. 1998 Alan Moore

 

¿Es posible una política en 3 dimensiones? 26 noviembre 2011

Filed under: opinión,tira comica — Toctopulus @ 13:44
gráfica sobre como ven los distintas posturas a las demás

Pinchad para verla en grande

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.