El destornillador sónico

…………………Un blog personal multifunción

Cabezabuque o por qué no somos piratas, sino indios 6 septiembre 2009

Filed under: P2P — Toctopulus @ 01:35

Érase una vez, antes de que Cristobal Colón descubriera América, un capitán al que le gustaba ir con su barco de allí para alla. Su nombre: Cabezabuque. Era impresionante verle, su tenacidad hacían de él y su barco la mejor opción para cualquier viajero que quisiera cruzar el mar. Si él se lo proponía, nada podía detenerle: ni marea ni piratas.

El capitán Cabezabuque es todo un piratón

A él en principio lo que le gustaba era paseare por el mar, a sus anchas. Mar para arriba, y luego, mar para abajo. Con ello era feliz.

Un día, cuando llegó al puerto, se encontró con una multitud de gente de semblante triste.

“Queremos ir al oeste” -decían- “Queremos llegar a Japón, a leer manga y tener conexiones de adsl impresionantes”

Al principio a Cabezabuque le pareció que la panda de otakus anacrónicos estaban como una chota, hasta que alguien le sugirió que podía llevarles él y cobrar por ello. Se le encendió entonces la bombillita y se dirigió a aquellas personas y les dijo que les llevaría, pero como no sabía cuanto duraría el viaje, les iria cobrando una moneda al día a cada uno. Como la gente no tenía opción, accedieron. Cuando cabezabuque se dio cuenta de ello, les dijo que serían dos monedas. Aceptaron, por supuesto, como si tuvieran alguna alternativa.

Fue el viaje más feliz para Cabezabuque. Todos los días, les cobraba a cada uno dos monedas, tres si querían la edición coleccionista.

Hasta que sucedió. De repente, el barco se para en seco.

¡Hemos encallado! -grita un vigía.

¿Cómo? ¿Acaso hemos llegado ya a Japón? -dijo Cabezabuque.

Pues va a ser que no, señor. Aquí solo hay selva.

Y efectivamente. Encallados en plena América. Así, sin comerlo ni beberlo. Había bastante diferencia entre lo que pensaba el capitán y lo que pensaban sus clientes. El capitán quería seguir cobrándoles dos monedas diarias porque, al fin y al cabo, seguían de viaje y estaban en su barco. Los tripulantes se quejaban de que no estaban avanzando en el viaje, pero como querían seguir comiendo pues le pagaron pese a no avanzar, menos unos pocos que se apearon y decidieron seguir a pie.

A los pocos días, estos valientes volvieron con un mogollón de indios, que les ofrecieron guiarles en el viaje hacia el Oeste a través de tierra. No les cobrarían nada directamente -al fin y al cabo iban a ir a pie-, en todo caso, ya encontrarían la forma de capitalizar el favor a través de banners o donaciones o inventando el paypal, yo que sé.

Mientras que se alejaban del barco, hacia la selva, el capitán Cabezabuque les increpaba encaramado en la proa, alegando que si continuaban con el viaje deberían seguir pagándole las dos monedas diarías o detenerse, que si no, eran unos piratas.

Y uno de ellos se volvió y le dijo:

Que no hombre, que somos indios.

Anuncios
 

4 Responses to “Cabezabuque o por qué no somos piratas, sino indios”

  1. potnia Says:

    Comento porque me ha dado miedo el de trescientos…que sino… 😀

    Divertida historieta, bien hilada.

  2. toctopulus Says:

    Si es que como Leonidas no hay nadie…

  3. contigoenlasala Says:

    ¿Que te has fumao?
    Seguramente algo que te han pasado los indios
    A lo mejor pasa como con Colon que los llamo indios. A lo mejor llaman a Superman Manga. Ja ja ja

  4. toctopulus Says:

    Lo has pillado al vuelo..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s