El destornillador sónico

…………………Un blog personal multifunción

Sobre la virilidad de mi gato 15 agosto 2009

Filed under: opinión — Toctopulus @ 19:27

..Desde hace un año o así que vivo en pareja -con la que llevo ya más de seis, que se dice pronto- y pocas discusiones recuerdo tan agrias y tan generadoras de crisis como la castración o no de nuestro infante. Se llama Hiro (por el personaje de Heroes, disculpadme la frikada) y como ahora le empieza el celo se dedica a marcar sin distinción de lugares o personas, como buen felino que es. No voy a ponerme aquí a discutir sobre cuestiones médicas veterinarias: a mí eso de cortar partes del cuerpo a un animal vivo me parece un burgués y macabro tunning animal en el que además, como miembro del colectivo masculino, el de la castración me provoca especial repulsa. La discusión en mi casa se convirtió en un tira y afloja con chantaje emocional, suplicas y amenazas. Lo típico. Por un lado el veterinario, por otro Internet y finalmente el que tiene que predominar: el sentido común.

.

..Durante la discusión, me di cuenta de que estábamos hablando de mutilar a un animal tan sólo por comodidad nuestra (y digo comodidad nuestra porque no es indispensable, ya que hay antecedentes de gatos en ambas familias que no han sido castrados y aunque es más por aquello de no estar cada dos por tres que si mocho que si tintorería, bien es cierto que aún nadie ha muerto). Me pareció harto egoísta por nuestra parte discutir la integridad del animal basándonos en nuestras propias comodidades y preferencias, como si fuéramos dioses en su frío Olimpo, sobretodo cuando a cada lado de la balanza ni de lejos había pesos similares.

.

..Es fácil llegar a la conclusión de que esto es posible gracias a la distancia que supone el que mi gato y yo pertenezcamos a razas distintas pese a vivir bajo el mismo techo, pero también pienso que si en esta ecuación cambiáramos los elementos distancia y raza, podemos ver que esto nos pasa con miembros de nuestra especie a los que no vemos porque viven lejos. Solemos atribuir los problemas del mundo al hecho de habernos insensibilizado con la dieta regular de noticias macabras -como si eso fuera excusa- pero conforme gano años crezco también en la convicción de que este mundo va como va porque en demasiados sitios le damos más importancia a lo accesorio propio que a lo vital ajeno. Se ve en demasiados sitios: los deseos de lucro de unos prevalecen sobre la necesidad de comer de otros; los ideales políticos de unos cuantos sobre el deseo de respirar de sus víctimas; o sin ir tan lejos, el euro que supone mi café diario frente a la limosna que se transforma en el único alimento que tomarás durante todo el día.

.

..Ahorrémonos las excusas de mal pagador. No pasa nada. El mundo es así, está organizado respecto a la idea del gran círculo alrededor del yo y lo mío . Pero también pienso cuando veo los pasos que estamos dando hacia la globalización y todo aquello de la tribu única, que cada vez más nuestro dominio particular se amplía hasta abarcar lo del otro, no como dos círculos que se tocan sino como dos círculos que se cruzan y superponen hasta el punto de que es más lo común que lo distinto. Si nos diéramos cuenta de esto -es mi humilde opinión- ni miles de personas sufrirían discretamente, ni mi gato debería perder los cojones el próximo miércoles.

.

..Porca miseria.

Anuncios
 

11 Responses to “Sobre la virilidad de mi gato”

  1. potnia Says:

    Noooooo!!!! no lo hagáis!!! Pobrecillo… a mí lo de mutilar, tampoco me va…pero bueno, es vuestro gato y vuestra decisión…

    Por cierto, enhorabuena por el blog, no lo conocía, pero lo he ojeado y me parece muy interesante. Así recuperas tu vena periodística. 😀

    Te pongo en mi reader.

  2. toctopulus Says:

    El caso es que el artículo es un poco viejo: mi gato hace ya tiempo que perdió sus santos cojones…

    La verdad es que le estoy pillando el gustillo a esto de bloguear, jur jur

    Bienvenida, nos leemos!

  3. Cristania Says:

    En primer lugar, nadie “mutiló” a Hiro. Se le sometió a una operación sencilla y sin riesgos en la que se le extrajo una parte de su cuerpo que no necesitaba para nada y que sólo le estaba produciendo problemas a él y a nosotros.

    En segundo lugar, el día que tu gato te marque con orina cinco veces en tres días, hablamos de la castración y de sus bondades.

    Finalmente, mi Hirito no echa en falta sus cojones y todos vivimos en paz y armonía, por lo que creo que la castración no es tan mala.

  4. toctopulus Says:

    ¡Señor! ¡Sí, señor!

  5. mavipas Says:

    Para mí, una operación de apéndice también es una mutilación…así que no te enfades, que además no te sienta bien 🙂

  6. Cristania Says:

    No me enfado, pero me fastidia que me recriminen constantemente que castré a mi gato. Precisamente, no me hizo gracia ninguna tener que hacerlo, pero ante la situación que se generó tenía dos opciones: deshacerme de él o castrarlo. Y elegí la opción menos mala. Además, insisto en que Hiro vive tranquilo y contento, y lleva una vida felina muy normal.

  7. toctopulus Says:

    De todas formas ¿debo entender que de todo el artículo os habéis quedado con la excusa para entrar al tema?

    Como dijo uno: “Cuando el sabio señala la Luna, los necios se quedan mirándole el dedo”

    Os voy a banear a las dos!! 🙂

  8. Jose Ramon el cineloco Says:

    No deberias haberlo hecho tio haberte puesto en tu sitio porque principalmente es antinatural deberias haberle buscado entre conocidos que tuvieran gata una pareja y lo que saliera si no se lo queda uno o no se reparte venderlo a una tienda de animales
    Ah esa frase que dices si no es la misma es parecida a una que salia en la pelicula Amelie de Jean Pierre Jeunet.
    Ah y Jorge si no sabes quien soy te digo que nos hemos visto esta mañana y me has hablado de este blog

  9. toctopulus Says:

    Jose ¿te quedarías un gatito?

  10. Jose Ramon el cineloco Says:

    Porque mi madre no ha querido nunca mascotas pero a mi me interesa aunque me asusta pensar en que no se si haria bien la responsabilidad

  11. toctopulus Says:

    Tu procura no dejarle sin comida ni agua y los gatos se crían solos jeje


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s